LA LEYENDA SIGUE VIVA

ESTA LEYENDA TRANSCURRE EN EL SIGLO XVIII MUY CERCA DE LA HERMITA DE SAN SEBASTIAN, UNA BODEGA ES EL LUGAR DONDE SE DA EL ACONTECIMIENTO CENTRAL DE ESTE RELATO.


En su pequeña bodega, la pareja de enamorados realizaban un vino que maravillaban a todo aquel que los probaba, tanto que corría el rumor de la tinaja 16, todo aquel que bebía de ella, el vino te hacía sentir fuerte, como volver a la juventud.

Esta pareja trataban la uva, el mosto, el vino como a hijos propios, contaban que querían tanto a esa tinaja que recién acabada la vendimia durante las primeras noches de la luna nueva antes del día de difuntos la pareja entrelazaron sus manos sujetando un cuchillo en la boca de la tinaja 16 para extraerlo lentamente, al cortarles la piel, la sangre de ambos se vertía al vino realizando así un ancestral ritual de darle alma al vino.

Siempre han dicho que para que un vino tenga alma, estos reclaman algo de carne y sangre, que mejor sangre que la de un par de enamorados. Y no la de los viejos gatos que por accidente caen en las tinajas cada año.

Pero hay pactos o rituales de sangre que atraen a extraños compañeros de viaje y uno de ellos era Rúas.

Rúas es un Cobolios, uno de esos demonios menores que viven en los rincones y sitios secretos de las casas, detrás de los armarios, en los sótanos y buhardillas, en las bodegas, y este vivía debajo del ultimo escalón que sube a los empotros.

Rúas llevaba varios años observando a la pareja, y probando a escondidas sus caldos, llegando a descubrir que la tinaja 16 tenía algo especial, un bálsamo mejor que el de fierabrás, algo que le hacía sentirse lleno, joven, fuerte, astuto y capaza de comerse el mundo, y él, lo quería todo, pero sobre todo el amor de ella, la que derrama su sangre al vino.

La observaba cada vez que estaba en la bodega, por las mañana, por las tardes, cuando trasegaban vino de las tinajas a los toneles, cuando se desabrochaba la blusa porque hacía calor con la faena diaria. A él se le encendía en su interior algo mas fuerte que nunca había sentido, quería poseerla, quería amarla

Pero solo había un inconveniente, ella no lo quería a él, sino a su pareja. Es mas no sabían ni de su existencia, de este diablo, sabían que como en todos los sitios hay un duende o genio o ente que cambia las cosas de sitio, hace desaparecer el martillo cuando lo acabas de utilizar, o hace que te vuelvas loco buscando las llaves cuando resulta que las tienes en la mano.

Rúas tendría que hacer algo y pronto, los celos es una bestia con ojos verdes que nadie puede retener y te come por dentro por muy diablo que seas.

Con la falsa astucia que le daba el vino de la tinaja 16, con la vendimia recién acabada y la próxima noche de difuntos, decidió llevar una treta que llevaba tiempo planeando.

Trasformar el ritual y cambiarse por el joven enamorado en el momento del corte para quedarse con ella

Llegado el día, de la luna nueva, la pareja fue preparando lo necesario para su ritual anual. La tarde fue cayendo, las velas se fueron encendiendo conforme las sombras adueñándose de las estancias.

Nuestra pareja llegada la hora subió las escaleras hacia la tinaja escogida, entrelazan las manos, cuando el va a tirar del cuchillo con fuerza inusitada y el vino empieza a burbujear como nunca había sucedido, ella se asusta soltando un grito que hiela la espalda, ante el grito su amante de repente se convierte en un pequeño diablo que es levantado por los aires por el verdadero amante y arrojado dentro de la tinaja.

Las velas se apagan y un grito desgarrador sale de la tinaja 16 y el burbujeo desaparece de la boca de esta.

Por mucho tiempo la pareja no quisieron toca ni probar el vino de la tinaja 16, pero un día cargados de valor, lo probaron, un vino como el que nunca antes habían tenido, un vino que según el rumor, todo aquel que lo había probado le daba años al alma y al cuerpo, la pareja parecía no envejecer. Tan famoso se hizo el vino que la pareja decidió esconder, reservarse el vino para ellos y para personas muy especiales como tu.

Gracias a Rúas, este diablo Cobolios, tenemos uno de los mejores vinos de la tierra tanto que si lo pruebas te hará eterno.





AMIGOS DE LA TINAJA 16

AMOR DE DIABLO TEMPRANILLO COLECCION PRIVADA, ES UNA LINEA DE VINOS ELABORADA CON UVAS SELECCIONADAS DE CEPAS VIEJAS UBICADOS EN LOS MEJORES SUELOS DE LA MANCHA. ESTOS VINOS COMBINAN A LA PERFECCIÓN ELEGANCIA Y SOFISTICACIÓN.

Reserva tu vino con tiempo. Te confirmaremos tu reserva vía email.