Se puede decir que el enoturismo surge de la perfecta combinación de cuatro elementos : Turismo Rural, Cultura, Gastronomía y, sobre todo vino.  


El Enoturismo o también llamado turismo del vino es el turismo en que el vino es parte esencial de la propuesta. Cultura del vino, arquitectura del vino, paisaje del vino y el propio vino se suman en una propuesta que busca trasmitir la esencia de una región por medio de su vinculación al producto vinícola.

Se habla también de turismo gastronómico, que en un sentido más amplio engloba la gastronomía local. El enoturismo es engloba en la práctica muchas cosas y no todas debemos vincularlas necesariamente al vino... a fin de cuentas hablamos de un estilo de turismo de calidad, en medios rurales y con un hilo conductor en las actividades: el gusto por las cosas buenas (que no caras necesariamente) y lo que nos ofrece la tierra y transforma el hombre.



Enoturismo en Rioja

Bodegas de Haro, Tapas de Logroño, pueblos de Rioja Alavesa.... Rioja ofrece mucho al viajero.

Te proponemos muchas propuestas para hacer Enoturismo en la "Tierra con nombre de vino". Te proponemos las mejores bodegas, hoteles, restaurantes y escapadas para tu viaje de Enoturismo en la Rioja.

Enoturismo en Penedés

El Mar no queda lejos y se siente. El Penedés ofrece enoturismo de cavas subterráneas y grandes viñedos. Una diferencia de Penedés con otras regiones vinícolas es que al hacer enoturismo en Penedés, además de aprender sobre cómo se hace el vino, aprenderás sobre los procesos de elaboración de cava... ¡y lo podrás disfrutar igualmente!

Penedés es un mar de viñas dedicadas al cava. Bodegas y cavas subterráneas, tradiciones centenarias, trato cercano y familia. Enoturismo cerca de Barcelona y el Mediterráneo.

Enoturismo en Jerez de la Frontera

Jerez de la Frontera y el Marco de Jerez nos ofrecen bodegas que son auténticas Catedrales del vino. Vinos Finos y licorosos. el Arte de elaborar vinos únicos en el mundo.

Puerto de Santamaría, San Lucar o las históricas de Jerez: Enoturismo para las vacaciones.

Enoturismo en Ribera del Duero

Ribera del Duero nos acoge con viñedos de Tinta del Pais y muchas bodegas familiares.

El Enoturismo en Ribera del Duero se entiende durmiendo en un castillo, comiendo lechazo y bebiendo tintos corpulentos y sedosos.

Enoturismo en Somontano

Una Región marcada por la influencia de los Pirineos.

Somontano sorprendió hace años con vinos de gran calidad y variedades foráneas. Hoy sus vinos gozan de gran reputación y los paisajes de sus viñedos y los Parques Naturales cercanos hacen de la visita a Somontano un deleite para los sentidos.

Enoturismo en Galicia

En Galicia la elaboración de vino nunca fue fácil. El paisaje, el minifundio y la lluvia hacen de Galicia en ocasiones una tierra límite... y de ahí el resultado.

Los vinos blancos de Galicia gozan de fama internacional. En Rias Baixas el enoturismo se entiende entre pazos y viñedos que buscan el sol. Ribera Sacra, Monterrey... Enoturismo de primera.

Enoturismo en Navarra

El Camino de Santiago nos ofrece vino en tierras Navarras. El viajero encuentra viñedos y bodegas a su paso por Navarra, así como pueblos repletos de historia.

Olite acoge la denominación de origen de Navarra, y el enoturismo busca su expresión aquí con propuestas gastronómicas de primera y hospedajes rurales.

Enoturismo en Murcia

Paraíso de la Monastrell. Los vinos de Murcia han recibido las más altas puntuaciones de los críticos extranjeros y aún así resultan en ocasiones un descubrimiento.

Jumilla y Bullas nos ofrecen comarcas que viven para el vino. El paisaje de viñedos en vaso de Monastrell y bodegas que salieron de las ciudades en busca del viñedo.

Enoturismo en Castilla la Mancha

La mayor extensión de viñedo del mundo es la tierra de Don Quijote. Almacén de uva y mosto durante años, la Mancha ofrece hoy gran calidad de vinos al mejor precio.

Multitud de bodegas modernas se han volcado con el enoturismo y ofrecen propuestas de enorme interés que merece la pena descubrir.

Enoturismo en Bierzo

El Bierzo es Mencía, y también muchas otras variedades autóctonas.

Estas tierras han sabido encontrar en su carácter propio una forma peculiar de entender el vino. Te ofrecemos propuestas de enoturismo en el Bierzo que te harán degustar los manjares de su gastronomía y vinos tintos suaves a los que no falta carácter.

Enoturismo en Rueda, Toro y Arribes de Duero

Enoturismo desde Rueda, tierra de blancos, pasando por algunos de los tintos más interesantes en Toro y que llega a la preciosa zona de los Arribes del Duero, donde se elaboran tintos de calidad en pequeñas bodegas

Enoturismo en Priorat

Terraza y Pizarra conforman el paisaje del Priorat.

La vid convive con el olivar y el paisaje rural muestra gran belleza enmarcado por el Montsant.

Vinos hace años olvidados, el resurgir de Priorat y Montsant se entiende al hacer enoturismo en la Comarca. El vino recoge la belleza del paisaje y la influencia mediterránea se deja sentir.

Enoturismo en Cataluña

Cataluña ofrece una enorme variedad de denominaciones de origen y de vinos

Mucho más allá de la producción de cava, buque insignia sin duda de la producción vinícola de Cataluña, encontramos bodegueros que apuestan de forma firme por la agricultura ecológica, paisajes maravillosos en Parques Naturales como Montsant, la influencia en el viñedo del Mediterráneo.

Pequeñas propiedades conviven con enormes grupos empresariales.

Enoturismo en Málaga

Málaga, conocida desde tiempos remotos por la calidad de sus vinos dulces, elaborados a partir de uvas pasificadas, sorprende igualmente con vinos tintos que se elaboran en su denominación de origen Sierras de Málaga.

La cercanía a la costa hace del enoturismo en Málaga una actividad placentera que sirve de alternativa a la playa.

Enoturismo en Castilla León

El Duero es protagonista en el panorama vinícola de Castilla León. Ribera del Duero, Toro o Arribes de Duero son denominaciones que ven sus tierras regadas por el río... Pero hay más que el Duero en Castilla León y sus vinos.

Proponemos diferentes alternativas para disfrutar del paisaje y las tierras de vino de Castilla León. La gastronomía local va siempre de la mano de sus vinos, y el abanico de opciones va desde los blancos de Rueda, los tintos de prácticamente todos los lugares, y los rosados de Cigales. Castillos, Románico, gastronomía y vinos de primera calidad son las apuestas castellano-leonesas.